NUESTROS HORNOS

Nuestros hornos están hechos totalmente de forma artesanal tanto el horno de Pereruela como el acabado y aislamiento, usando siempre materiales de 1ª calidad. Es normal que al principio aparezca alguna fisura, son fisuras externas (en el marco de la puerta, cerca de la chimenea etc.) NUNCA en el interior del horno, esto es debido a las altas temperaturas que alcanza, el horno tiene que asentarse. Estas fisuras no afectan absolutamente en nada al funcionamiento del horno. Durante el encendido del horno, la puerta tiene que estar entreabierta (a menos que tengan la puerta antihumo) y el tiro abierto. Cuando ya estén la brasas, y el horno alcance la temperatura idónea, es cuando hay que cerrar la puerta, abrir el tiro de la puerta y cerrar un poco el tiro de la chimenea y empezar el asado. El horno alcanza la temperatura idónea entre 45 minutos y una hora, se trata de que todo el horno acumule el calor y después lo suelte poco a poco, - las temperaturas altas conseguidas en poco tiempo son ficticias, bajan después tan rápidamente como han subido. Es muy importante también el tipo de leña, las mejores son la encina, roble, olivo etc., leñas que tengan fuerte poder calorífico, con poca leña se alcanza más temperatura (nunca usar madera de palets, llevan fungicidas y otros productos químicos, ni usar madera de pino, lleva resinas y puede cambiar el sabor de la comida). Si ven que la temperatura ha bajado y quieren subirla, simplemente echando unas ramas finas y que ardan, verán como la temperatura se recupera rápidamente.

Consejo culinario: Una vez hayan terminado de asar, si el horno aun está a temperatura (y si no lo está, ponen un poco de leña), pueden poner una olla con chorizo, tocino, garbanzos, patatas, aceite, agua, sal y demás ingredientes que estimen oportunos, se tapa la olla, se cierra la puerta y el tiro, y a la mañana siguiente tienen un cocido para chuparse los dedos. Como consejo final, les recomiendo sobre todo PACIENCIA que esto del horneo tiene sus trucos y necesita su tiempo y conocer su horno, parece todos iguales pero hay que tratarlos y conocerlos. Para los novatos, recomiendo que empiecen con el pollo y el conejo, que son más económicos, y si se les quema, el cabreo será menor. No obstante si tienen cualquier consulta o duda, no duden en ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra página: Hornos de Leña o por teléfono y encantados les atenderemos.

Teléfonos de contacto: (+34) 678 306 800 (+34) 607 537 370